CLAVES

en el proceso de

COACHING ESTRATÉGICO

¿Cuál es el objetivo del Coaching Estratégico?

El objetivo del coaching estratégico para ejecutivos es alinear el desarrollo de cada persona con los retos de la organización. 

Esto se logra mediante un proceso continuo, en que se otorgan las herramientas de aprendizaje que permiten que el ejecutivo logre resultados empresariales duraderos en su trayectoria laboral.

¿Cuáles son los beneficios del coaching efectivo y estratégico?

Este tipo de coaching contrasta con otros enfoques que se centran en resolver el problema específico de una persona u organización. La atención está puesta en el LOGRO DE LOS RESULTADOS EMPRESARIALES, los otros beneficios también se ven reflejados, pero están subordinados a este objetivo central. 

¿Qué ámbitos empresariales impacta?

  • Mayor lealtad de los clientes
  • Desarrollo de futuros líderes
  • Retención de personal de alto impacto
  • Exitosa administración del cambio

Preguntas a considerar en la preparación estratégica

  • ¿Cuáles son los desafíos clave de negocio que enfrenta actualmente su empresa? ¿Para los próximos dos o cinco o años?
  • Una vez definidos esos desafíos, ¿qué talentos, conocimientos, características son necesarios para alcanzar el éxito?
  • ¿Cuenta su organización con algún perfil previamente definido acerca de las características que debe tener un líder en el futuro?
  • ¿Qué valores medulares (basados en principios) son los que mejor definen un marco común de referencia para conocer cómo se logran los resultados de negocios?
  • ¿Cómo determina su empresa si usted tiene las bases suficientes para competir?
  • ¿Cuál es la estrategia de su empresa para desarrollar a los líderes del futuro?
  • ¿Ha probado su organización algunos métodos para atraer, desarrollar y retener al personal talentoso?

La importancia del Coaching estratégico

El trabajo del coach de ejecutivos no es simplemente intuitivo o sólo la aplicación de un proceso mecanizado. En todo momento debe ubicarse en las estrategias de negocios de la organización cliente y justificarse con el aporte de resultados de negocios reales y tangibles. Los mismos coaches deben entender cómo opera la empresa y cuáles son las dificultades internas y externas que enfrenta. 

En forma casi inmediata, el coaching estratégico puede generar mejoría en el rendimiento y apoyarse en un plazo no mayor de seis meses con una evaluación provisional. 

La ventaja real de un programa de coaching, aplicado correctamente, es que se vuelve autosostenible, proporcionando resultados por tiempo indefinido.